Que los pies hagan temblar la tierra

Proyecten la mirada, escuchen el ritmo interno. La ronda se arma, suenan los acordes de una chacarera. Bailar con los pies. El silencio habla hasta que el cuerpo otra vez cobra impulso. Alivianen el torso. Abran el pecho. ¿Qué te conecta con la tierra?. Solo se escucha el pulso del zapateo y explota la mudanza.
“En general, las mujeres no tienen posibilidades de aprender las mudanzas, y se las tienen que rebuscar solas para poder aprenderlas. Con Mudanceras fuimos rescatando las mudanzas que más nos gustaban. Las habitamos en nuestros cuerpos”, cuenta Inés. Las mudanzas son el conjunto de elementos del zapateo combinados en una coreografía. El grupo Mudanceras, del cual ella es parte, busca indagar en los roles no tradicionales del folklore. Ocupar esos lugares, como el malambo o zapateo, vedados para una mujer. Abandonar la incomodidad para ser habitadas por el placer. Para encontrarse con otrxs en un mismo espacio.
Bailar. Bailar hasta que el cuerpo vuele en una zamba, y los pies hagan temblar la tierra.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s